Partes del jamón Ibérico

Las partes en las que se puede dividir el jamón son: Maza, Contramaza, Babilla, Punta, Jarrete y Caña.

MAZA

Se puede considerar como la parte principal del jamón. Es la zona que presenta mayor cantidad de carne. Es la más rica y jugosa, además de ser la más tierna y sabrosa. Contiene mayor cantidad de grasa infiltrada en la carne y es la zona que mayor rendimiento da al corte.

CONTRAMAZA:

Es la zona opuesta a la maza y la zona más estrecha del jamón. Presenta menor cantidad de grasa, lo que le confiere un mayor grado de consistencia y curación.

BABILLA:

Esta parte presenta menos cantidad de carne que la maza. Se trata de una zona más estrecha y con menor cantidad de grasa infiltrada, por lo que se recomienda que si el consumo del jamón va a ser prolongado en el tiempo, se comience el corte del mismo por esta zona, con el fin de aprovechar y conservar mejor la pieza. En esta zona la carne es poco jugosa, debido a la falta de grasa.

PUNTA:

Es la parte opuesta a la pezuña. Al igual que en la maza, es una zona con gran cantidad de grasa infiltrada, por lo que se trata de una de las zonas más sabrosas del jamón.

JARRETE Y CAÑA:

Es la parte del jamón que tiene menos carne. Se suele utilizar para taquitos o para guisos. Es una carne más dura y fibrosa, con distintos matices de sabores.

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

2 Responses to “Partes del jamón Ibérico”

  1. Partes del jamón Ibérico – via #twitoaster @recetasnet_net http://www.recetasnet.net/blog/2011/01/1… #recetas

  2. Recetas dice:

    Hola, muy buen post, me encanta el jamón.

Leave a Reply